Guía | Cómo limpiar un zapato (de piel, de ante, de charol…)

A la hora de comprar zapatos buenos, es importantísimo cuidarlos para que se mantengan en las mejores condiciones posibles durante muchos años. Por lo que si quieres saber cómo limpiar un zapato de cualquier material, en la siguiente guía te contamos todo lo que necesitas saber:

Cómo limpiar tus zapatos

Antes de contarte cómo limpiar zapatos, es importante que tengas en cuenta unos buenos consejos para que su mantenimiento sea el más óptimo posible.

Lo primero es que los guardes correctamente. Lo ideal es que estén dentro de un zapatero, una caja o en un mueble en el que no les entre humedad. También podrías necesitar unas hormas para los zapatos.

En cuanto a la limpieza, lo ideal es que los limpies cada vez que te los pongas para que así la suciedad no se vaya acumulando y sea más fácil de limpiar. También podría venirte bien nutrirlos para que no se agrieten, sobre todo si se trata de un zapato bueno de piel.

Limpiar un par de zapatos en muchas ocasiones se hace un poco complicado y más cuando no sabemos por dónde comenzar o que productos aplicar. Hace muchos años atrás aunque muy pocas personas lo sepan limpiar los zapatos era una profesión, e incluso las personas pagaban una fortuna para que sus zapatos quedaran relucientes, brillantes e intactos y siempre se ha dicho que los zapatos dicen mucho de la personalidad que posee cada persona, es por ello que siempre es esencial llevarlos limpios y relucientes para causar la mejor impresión.

¿Qué pasa cuando alguien o algo dañan, estropean o manchan nuestro par de zapatos favoritos? Seguramente ya te ha pasado, son minutos u horas que se hacen eternos cuando los vemos totalmente estropeados hasta que los limpiamos. Como sabemos hay manchas que son un tanto difíciles de sacar, por no decir que son imposibles de quitar, pero claro está que la mancha no solo dependerá de ciertos líquidos o productos causantes, sino también del tipo de tejido que posean el par de zapatos.

¿Qué se necesita?

Para empezar, es necesario comprar lo siguiente:

  • Cepillo limpiador
  • Cepillo para aplicar la espuma
  • Espuma limpiadora
  • Crema para nutrir
  • Crema de color
  • Spray protector
  • Un paño suave

En muchos casos se puede recurrir a alternativas, como por ejemplo un cepillo de dientes o un gel de lavar los platos, porque suelen ofrecer resultados notables. Pero si el zapato es de un material delicado, es mejor seguir los consejos del fabricante y los que te mostramos a continuación.

Ahora sí, veamos cómo limpiar los zapatos según su material:

Limpiar zapatos de piel

Botines de piel de la marca Dansi

En el caso de los zapatos o botas de piel, su cuidado debe efectuarse de la manera adecuada para que se mantengan en buenas condiciones durante muchos años. Para ello, necesitas hacer lo siguiente:

  1. Quita los cordones (si los tiene)
  2. Elimina la suciedad con un cepillo
  3. Aplica jabón con un cepillo para eliminar la suciedad
  4. Retira el jabón con un paño seco
  5. Aplica crema para nutrir el zapato
  6. Sácale brillo con otro paño
  7. Deja que seque

¡Y listo! Luego también puedes aplicar un spray protector para proteger al zapato de la lluvia o darle más brillo (hay mucho donde elegir). Pero siguiendo estos pasos tus zapatos de piel quedarán relucientes.

En este artículo puedes encontrar una gran selección de zapatos de piel de la marca Angari

Limpiar zapatos de ante o serraje

Botines de ante de la marca MariaMare

Los zapatos de ante o serraje generalmente son preciosos. Sin embargo, hay personas que los evitan por miedo al mantenimiento. Así que si quieres saber cómo limpiar zapatos de ante o de serraje, no te pierdas estos consejos.

¿Tiene polvo? Si eres muy minucioso con tus zapatos y nunca quieres que posean un aspecto sucio o que en el peor de los casos estén totalmente forrados en polvo, lo ideal sería que optes por usar un cepillo para removerlo. Es importante que sea de cerdas suaves y que esté limpio.

¿Tiene manchas? Si presenta alguna mancha, en ese caso puedes utilizar una goma de borrar. Estas clásicas gomas del colegio son muy prácticas para quitar manchas localizadas en el calzado de ante.

Sin embargo, si la mancha es de grasa y difícil de eliminar, lo mejor es que recurras a lavarlo con agua y jabón neutro. Puedes aplicarlo en la zona manchada con un paño limpio y luego esperar a que seque.

Botas de serraje de la marca MariaMare

Si ninguno de los trucos anteriormente mencionados te sirvió para quitar esas manchas fastidiosas a tus zapatos de ante, la solución casi perfecta y que es muy usada por las personas, puede ser el uso de vinagre, este líquido es considerado una salvación para reducir o eliminar todo tipo de manchas en diferentes tejidos; En los zapatos de ante es ideal para remover manchas de vino, comida, entre otros.

Para aplicar el vinagre a tus zapatos, solo deberás de humedecer un paño limpio para que luego frotes con suavidad la mancha que deseas eliminar, ya verás que en cuestión de minutos o segundos, la mancha se ira y tus zapatos de ante se verán relucientes.

Si decides lavar el zapato de ante completamente y quieres que seque bien, puedes colocar bolas de papel de periódico en el interior.

¿Aún no leíste nuestro artículo para averiguar qué zapatos estilizan más las piernas?

Si lo que deseas es mantener tus zapatos de ante al día, la mejor solución es que le apliques un mantenimiento diario, donde solo usaras una toallita, trapo o esponja húmeda en combinación de un poco de jabón y agua. Frotas con sumo cuidado toda la zona del zapato siempre procurando de que el instrumento que uses este bien escurrido, para que no chorree.

Los zapatos de pana y de gamuza se limpian de la misma manera.

Limpiar un zapato de charol

Botines militares de charol de la marca MariaMare

Los zapatos de charol se limpian muy bien, por lo que su mantenimiento es muy fácil respecto al de otro tipo de zapatos.

Si encuentras alguna mancha en tus zapatos de charol, puedes poner un poco de vinagre blanco rebajado con agua y aplicarlo con una gamuza, frotando muy suavemente. Luego sácale brillo con otra gamuza seca.

También hay cremas o sprays abrillantadores que harán que tus zapatos de charol brillen y se vean como nuevos. Pero son totalmente opcionales.

Limpiar un zapato de tela

Las zapatillas de tela pueden parecer muy complicadas de limpiar. Sin embargo, si prestas atención a estos consejos conseguirás que queden relucientes.

Lo primero es sacudirlas para eliminar cualquier resto temporal que se haya quedado impregnado. Si hay manchas, es necesario pasar un cepillo de cerdas suaves por la superficie, para quitar cualquier mancha.

Si la mancha no sale, lo mejor es pasar un cepillo mojado mezclado en agua, jabón neutro y un poco de bicarbonato. ¿Cómo? Con movimientos circulares donde se encuentre la mancha. Luego, se aplica un trapo seco y limpio.

Si quedan muy húmedas, lo mejor es poner dentro papel de periódico para que absorban la humedad. Y mejor si se dejan secando al sol, para que no pierdan color ni se deformen.

Estas zapatillas hay quienes las lavan en un programa delicado en la lavadora. Si lo haces, quita siempre los cordones.

Limpiar zapatos de raso o seda

Aunque quizás los zapatos de raso o de seda son poco vistos, también es importante saber cómo se limpian para que siempre estén perfectos.

Hay varias mezclas que pueden resultar útiles para quitar las manchas en estos zapatos. Por ejemplo, el agua de soda. Simplemente tendrás que agarrar un trapo limpio y humedecerlo en agua de soda, luego frotar sobre la mancha.

También puedes probar con agua fría y jabón con ph neutro. Además de un cepillo de cerdas suaves para atacar la mancha.

Si las manchas no salen, puedes mezclar el agua con un poco de amoníaco o bien bicarbonato. Son productos un poco agresivos, por eso debes tener cuidado.

Limpiar zapatos de terciopelo

Los zapatos de terciopelo son preciosos. Sin embargo, si aparece alguna mancha es importante seguir unas cuantas recomendaciones para que queden limpios.

Lo primero es cepillar el zapato con suavidad y en la dirección del pelo. Esto es para quitar el polvo. Pero si hubiera manchas, sería necesario aplicar agua fría con detergente, frotando suavemente sobre la mancha más difícil. Luego, se aplica un trapo seco y limpio por encima (que no deje pelusa) y ya estaría.

Es importante no utilizar agua caliente ni humedecer demasiado el zapato.

Siguiendo estos consejos conseguirás limpiar los zapatos con éxito y dejarlos impecables. No importa cuál sea su material, porque ahora ya sabes cómo atacar cualquier mancha por muy difícil que sea. Y si no quieres hacerlo tu, siempre puedes llevarlos a un profesional. ¡Cómo tú prefieras!

¿Te ha gustado?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Deja un comentario

Newsletter sólo para mujeres

Artículos sobre moda, zapatos chulos que iremos incorporando, promociones...

No te enviaremos spam 100% prometido.